Quiero quedarme sola

12 noviembre, 2007 at 13:50 (Pensamientos)

Ajjj. Estoy hasta los mismísimos. Quiero estar sola, sola, sola. Quiero estar tan lejos de cualquier ser humano que donde yo esté no se conozca la palabra asfalto. Quiero soledad, paz, silencio. Quiero tranquilidad y que la gente no me moleste a cada momento.

Quiero poder sentarme a escribir mis paridas cuando estoy inspirada sin tener que levantarme cada cinco minutos para atender puertas, timbres, teléfonos y parientes que no me interesan. Quiero poder sentarme y ver a mi hija jugar sin que nada me interrumpa.

No quiero escuchar opiniones que no he pedido, comentarios que no vienen al caso ni palabras vacías que se pronuncian sólo para llenar un silencio que ya tengo ocupado. No quiero tener que desconectar de lo que pienso para escuchar lo que piensan los demás, y menos cuando son opiniones que ya conozco, no comparto y no me importan.

No quiero palabras de consuelo bienintencionadas que ni consuelan ni hacen falta, porque no estoy desconsolada. No quiero que me entiendan, ni quiero que me intenten entender. ¿Alguien ha oído hablar de la aceptación? ¿Del respeto per se, sin preguntas ni explicaciones? ¿Alguien sabe lo que significa dejar que seamos quienes somos?

No quiero satisfacer expectativas ajenas porque no tengo ninguna sobre los demás. No quiero oír que he decepcionado a alguien porque no soy como ese alguien hubiera esperado. ¿Por qué esperan algo de mí que yo no les debo, que no está en mí? ¿Por qué no se esfuerzan en aprender cómo soy en lugar de decidir cómo debo ser? ¿Por qué el mundo no me deja en paz? ¿Por qué el mundo no coge sus exigencias y se las mete por el culo?

No me molesta trabajar, no me molesta tener responsabilidades, no me molesta tener obligaciones. No me molesta mi hija, no me molestan mis amigos, no me molestan los jefes gilipollas porque molesta el que puede, no el que quiere. Me molesta la gente que se empeña en convertirme en lo que no soy y se ofende porque no lo consigue. Me molesta y me indigna la gente que, cuando no te convence por las buenas, te ofrece un par de hostias como argumento. Me molesta la gente que se dedica al acoso moral y psicológico cuando el acoso físico se le vuelve en contra. Me da asco la gente que te dice que te quiere y a continuación te exige que cambies para satisfacer la imagen que tiene de ti.

Estoy hasta los cojones y no me da la gana aceptar más excusas ni buscarlas. No me da la gana tener paciencia con los supuestos argumentos que vienen a decir que, si no lo ves por ti mismo, ninguna explicación hará que lo veas. Si tienes algo que decirme, dímelo y, si no, no me distraigas de lo que me importa por tonterías. No me da la gana jugar maś a las ambigüedades o los dobles sentidos. Si tienes algo que decirme, dímelo claramente y te responderé en la misma línea. Si juegas con las ambigüedades y no te respondo a lo que me quieres decir, sino a otra cosa, jódete.

Se acabaron las chuminadas y el tratar de decirme cuáles son mis motivos. Sé cuáles son mis motivos, no necesito que vengas a decirme quién soy ni cómo pienso ni cómo siento. Tengo experiencia directa sobre eso. Y también tengo experiencia directa con lo que quiero y lo que dejo de querer. Dejad de intentar hacerme creer que vosotros sabéis quién soy y no yo. Con 33 años, el que no sabe cómo es no lo sabe porque no quiere saberlo. Y a mí no me molestan mis defectos.

Sí, soy insociable. Sí, me molestan las reuniones familiares. Sí, me molestan las largas charlas familiares en las que no puedo intervenir, aunque se me obligue a estar presente, porque los que hablan son mis mayores y les debo un respeto. Si no tengo nada que hacer allí, me voy. Y al que no le guste que le den mucho por el culo.

Sí, soy una puta insociable. Ups, vaya, mis amigos no me molestan. No me molestan sus conversaciones. Uys, a mis amigos no les molesta que hable ni que piense por mí misma ni se cuestionan si lo que digo es la verdad o una excusa. Si miento, es mi problema. Si no miento, también. Si pienso por mí misma y lo digo, si están de acuerdo me dan su razones y si no lo están me dan sus argumentos.

¿Será que me molesta la gente que me toma por el pito del sereno? ¿Será que estoy hasta los cojones de que se me tome por gilipollas por el simple hecho de no contarle a nadie de mi familia lo que me interesa y lo que no? ¿Será que con mi familia sólo tengo en común la genética y con mis amigos aficiones e intereses?

¿Será que estoy hasta los huevos de aguantar estupidez y ya no me da la puta gana?

Repito, quiero estar sola, sola, sola, donde no se conozca la palabra asfalto. Pero que tengan buena cobertura para móviles y buenas instalaciones de internet wifi. Y si alguien le da mi número a mi familia lo demando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: