Se parte…

9 febrero, 2009 at 17:28 (Se parte...)

… El pecho de la risa.

Esto es un cachondeo, y creo que ya lo decía en mi post anterior. Ara resulta que mi hermano pequeño no se separa (de lo cual me alegro muchísimo), y mi madre, pobre ella, se queda con sólo un retoño al que mangonear. Ayer me llamó con la lagrimilla en la voz para decírmelo. Iba de contenta, pero conozco la voz de mi madre, y si estaba a punto de llorar por eso… Tendría que hacérselo mirar.

Yo le dije directamente que me alegraba mucho por mi hermano y que fiesta. Cuando colgué no podía parar de reír. Si es que… Algunas madres deberían aprender que los polluelos crecen y acaban mudándose o echándolas del nido.

Y, hoy, damas y caballeros, ¡examen de cuatro horas! Cuatro horas enteritas haciendo fichas de catalogación de libros y películas. ¡Ay!, mis pobres cervicales.

Y a ver qué nota me ponen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: